HORARIOS

 Domingos: 10:00am

     Martes : 7:30pm Noche de Adoración y Celebración 
     Jueves : 7:30pm Estudio Bíblico 
    Viernes : 7:30pm JóvenesAdolescentes 
    Sábado : 5:30pm Jóvenes Adultos

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

865 S Congress Ave. Palm Springs, Fl .33406

Contacto: 561-965-3291

@2019 by CIDRA CHURCH

Buscar
  • cidrachurch

BENDITA SEA MI GLORIA!


BENDITA SEA MI GLORIA!

Existe una línea muy fina entre “venga tu reino” y “venga mi reino”. Revise estos dos estados del corazón del rey Saúl.

“Y edificó Saúl ALTAR A JEHOVÁ; este altar fue EL PRIMERO que edificó a Jehová.” ‭‭1 Samuel‬ ‭14:35‬ ‭

Este verso parece ilustrar el lugar que ocupa Dios en el corazón de Saúl al inicio de su reinado. Ahora vea este otro verso:

“...Saúl ha venido a Carmel, y he aquí SE LEVANTÓ UN MONUMENTO, y dio la vuelta, y pasó adelante y descendió a Gilgal.” ‭‭1 Samuel‬ ‭15:12‬ ‭

Saúl comenzó levantando un altar a Jehová y al poco tiempo se había levantado un altar a sí mismo.

En mi experiencia Pastoral he visto ambos mundos pasar ante mi. Con expectación y admiración he visto personas exhibir dones, recibir poderosas palabras proféticas acerca de su futuro ministerial y comenzar a dar excelente fruto. Los vi levantar altar al Señor...¡Durante un tiempo!.

Luego, el efecto del éxito ministerial reflejado en el resultado de sus dones traducido en forma de elogios, reconocimiento y aplausos de alguna manera se fue traduciendo en actitudes sutiles de aparente arrogancia, independencia y rebelión.

Poco a poco el altar al Señor dio lugar a un monumento personal que demandaba un extraño reconocimiento a su asignación separada del liderazgo que representaba orden y estructura eclesial.

De operar desde una mente de asignación congregacional que confesaba “nuestro llamado” pasaban a “mi llamado”. La congregación ahora era sólo el instrumento que servía de plataforma desde donde se construía el cumplimiento profético de “mi asignación” y todos deben aceptar sin más ni más lo que “Dios dijo y determinó acerca de mi...y nadie se meta con eso”.

Es finísima la línea que separa el ser director o líder de un ministerio y ser dueño de él y de la vida de los que lo componen.

Créame. Existen creyentes que aún no advierten que en su corazón, el Altar a Dios fue sustituido por un Monumento a sí mismos. Sólo el tiempo lo revela.

Rubén Arroyo...Sólo el Tiempo lo Revela

0 vistas