El oído es el camino al corazón.


Debemos tener cuidado con las voces que hemos estado escuchando e influencias y elecciones que muchos han estado haciendo que no nos han parecido venenosas, ¡pero lo son!


Ten cuidado y discierne sobre qué y a quién escuchas o permites que tenga influencia en tu vida. Nada es lo que aparenta ser y el enemigo daría cualquier cosa por sacarte del camino correcto.


Es interesante que cuando unes los dos oídos se crea la forma de un corazón.

La palabra oído en ingles (EAR) está en el medio de la palabra

H-EAR-T que significa corazón.


El oído es el camino al corazón.

Tarde o temprano a quien decidas escuchar... terminará afectando tu corazón.


Gloria Arroyo... Escuchando al Espíritu.