top of page

ENTRE SUEÑOS Y VISIONES


ENTRE SUEÑOS Y VISIONES


Ser un visionario y ser un soñador no es lo mismo. Y por el contrario, están en extremos opuestos.

El soñador pasará la mitad de su vida hablando de lo que va a hacer. Y la otra mitad de su vida dará explicaciones de por qué no lo hizo.

El visionario tendrá un sueño pero también un plan. Dirigirá tiempo, recursos y esfuerzo para dirigirse a lo que su corazón ya "vio" y que sus ojos "verán".

El soñador estará lleno de planes. El visionario estará lleno de decisiones. El soñador convertirá sus sueños en el anestesiante de la realidad que le recuerda que no ha alcanzado mucho. El visionario hará de su sueño el motor que impulsa su energía diaria.

Dios no necesita soñadores. Dios necesita visionarios. Porque el sueño es de Dios. Y el visionario es...el instrumento que los realiza.

Rubén Arroyo...La Razón mira...El Corazón ve


Comentarios


Entradas destacadas
Síguenos
Buscar por tags
bottom of page