NO TE OIGAS...¡HÁBLATE!


NO TE OIGAS...¡HÁBLATE!


“¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.”

‭‭Salmos‬ ‭42:5‬ ‭