NUNCA SABES CUÁNDO DIOS LO HARÁ

Ruben Arroyo...