“OÍSTEIS QUE FUE DICHO...”


“OÍSTEIS QUE FUE DICHO...”


Era común en Jesús comenzar con esta frase para luego añadir “...más yo os digo”. Sobre todo en el sermón del monte en Mateo.


Era su manera de vaciar para llenar. Quitar para sustituir, derribar para edificar y poner a la gente a desaprender para aprender.