¡QUÉ BENDICION!...¿VENDRÁ DE DIOS?


¡QUÉ BENDICION!...¿VENDRÁ DE DIOS?


En una ocasión, al Dr. Billy Graham le ofrecieron millones de dólares para que fundara una universidad. Después de orar, Billy rechazó la oferta porque pudo discernir en la Presencia de Dios que esa no era su asignación.