“SÍ LO HAGO...SÍ LO HAGO...”


“SÍ LO HAGO...SÍ LO HAGO...”

“Y luego que Faraón dejó ir al pueblo, Dios NO LOS LLEVÓ por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca; porque dijo Dios: Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto. Mas hizo Dios que el pueblo rodease por el camino del desierto del Mar Rojo. Y subieron los hijos de Israel