AUNQUE PAREZCA A MEDIO HACER


AUNQUE PAREZCA A MEDIO HACER

Tener ansias de popularidad no es lo mismo que tener anhelos de significado. Lo primero tiene que ver con ego. Lo segundo con propósito y asignación.

Lo primero busca producir fama, y lo segundo sentido de destino y de misión. Lo primero no es malo a menos que no sea un fin en sí mismo. Y lo segundo aunque traiga fama y popularidad, ellas no le robarán al propósito el primado de su posición.

Dios no te necesita cualificado pero sí dispuesto. Pues saberte no cualificado, es lo que te cualifica, y estar dispuesto, lo que te habilita.

Dios no nos necesita pero eligió necesitarnos. Y nos incluyó por sus méritos y no por los nuestros. Por eso no le intimida nuestra debilidad,