馃幎 LA VACA...LA MISMA VACA 馃幎...LA VACA...馃幎


馃幎 LA VACA...LA MISMA VACA 馃幎...LA VACA...馃幎

Parte de mi ni帽ez transcurri贸 en el campo. Y buscando g眉ayabas con otros chicos del barrio, m谩s de una vez ten铆amos que sortear los excrementos de vacas que siendo verdes como la vegetaci贸n, s贸lo eran advertidas despu茅s de convertirse en parte integral de nuestro calzado.

Una vez, con humor negro, uno de los chicos decidi贸 iniciar una guerra con excremento fresco. (Cubra su nariz y coloque su mejor rostro de na煤sea). As铆 fue.

Mal olor y apariencia grotesca era el resultado que en aquel entonces terminaba en risas y bromas.

No tardamos en descubrir, que lo que pod铆amos hacer con excremento fresco, no era lo mismo cuando el tiempo y la exposici贸n al sol lo secaba convirti茅ndolo en esti茅rcol. Se pulverizaba al menor contacto con algo s贸lido y ya no se impregnaba ni tampoco ten铆a el mismo mal olor. Lo lanzabas, y resbalaba sobre el cuerpo desapareciendo.

Ya de adulto descubr铆 que a algunas personas les divierte jugar a la misma guerra con otro tipo de excrementos. Para ellos, tus errores son tu excremento. Y el oficio que parecen elegir, es recogerlo y volv茅rtelo a tirar una y otra vez.

El prop贸sito es el mismo que de chicos ten铆amos. Poner a alguien en rid铆culo. Provocar que huela mal delante de otros. Ensuciar lo m谩s que pueda su ropa. Y desfigurar su apariencia.

APREND脥 LUEGO COSAS DEL EXCREMENTO SECO.

Se convierte al secarse en esti茅rcol. Y el esti茅rcol es un extraordinario fertilizante. Al colocarse en la tierra de cierta manera, tiene la habilidad de devolverle a la tierra su fertilidad natural.

Habr谩 gente siempre recogiendo pedazos del pasado para lanz谩rtelos vez tras vez. En su enfoque infernal de da帽arte, no advierten que el tiempo convirti贸 el excremento en esti茅rcol.

Ya no huele mal. Ya no se pega a la superficie. Ya no desfigura tu apariencia. por el contrario, ahora hace m谩s f茅rtil tu terreno destin谩ndolo a mayor fruto.

TODO EL MUNDO SE DA CUENTA...MENOS ELLOS.

Rub茅n Arroyo...馃幎 La misma Vaca 馃幎