LA VERDAD...Y EL ESTUCHE EN QUE VIAJA.


LA VERDAD...Y EL ESTUCHE EN QUE VIAJA.

En la biblia, el amor y la verdad nunca se divorcian. Las verdades se comunican en amor y por amor. Y precisamente por amor, es que se comunican las verdades.

Cuando el amor es la excusa para NO comunicar una verdad, tienes una definición del amor contaminada con la lástima. Y la lástima no es una actitud bíblica aunque venga disfrazada de piedad.