top of page

NUNCA LO DIJE CON ESA INTENCIÓN


NUNCA LO DIJE CON ESA INTENCIÓN.


Príncipe de la potestad del aire. En su caso no es un título de dignidad, sino más bien la descripción de una función desde un entorno definido. Se refiere a satanás, y al lugar de dominio desde el cual opera...

¡LOS AIRES!


El aire no sólo cumple la función de mantenernos vivos, sino que también es un conductor de sonidos. Nuestras palabras viajan a través del aire para ser capturadas por los oídos de los que nos rodeen.

En ocasiones, tú comunicas una cosa con determinada intención pero la reacción de la otra persona delata que oyó algo diferente a lo que dijiste o su intención.


El enemigo conoce los complejos, traumas, inseguridades, temores o experiencias de rechazo que podemos tener. Y al conversar nuestras palabras entran en su espacio de operación…¡Los aires!.


Es ahí donde tiene la posibilidad de manipular la forma en que entra al corazón de quien escuchó. El Príncipe de la potestad del aire, puede distorsionar lo que se escuchará, para que lo que dijiste se escuche desde las zonas del trauma, el complejo o la ausencia de información o inmadurez de la otra persona, y habrá creado un conflicto que nadie quiere. Por eso...


No te precipites en juzgar lo que te dijo o por qué lo dijo. Se un pacificador. Invita a una mansa aclaración. Aprende a defender tus relaciones del Príncipe de la potestad del aire.


Rubén Arroyo…Hazlo en Mansedumbre.

Entradas destacadas
Síguenos
Buscar por tags
bottom of page