PARA AMBAS COSAS


PARA AMBAS COSAS

No apareció un Ángel cuando su túnica de colores fue reducida a trozos de tela ensangrentados después de la paliza en el desierto y la cisterna donde fue arrojado.

No retumbaron truenos del cielo en casa de Potifar para librarlo de la esclavitud ni tembló la cárcel para librarlo de su prisión. Pasaron 20 años para que los sueños de Dios se cumplieran en José y ninguno de ellos anticipaba lo que vivió y sufrió.

Dios suele mencionar algo de su intención contigo sin detallar todo lo que te pasará antes de que llegues a tu destino. El desea animarte cuando te llama y que dependas de Él mientras caminas. Lo siguiente es un poderoso misterio.