“TODO LO HE GUARDADO DESDE MI JUVENTUD”


“TODO LO HE GUARDADO DESDE MI JUVENTUD”


“Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. Pero él, afligido por esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.”

‭‭S. Marcos‬ ‭10:21-22‬ ‭


Usted podría no hacer nada malo y a la misma vez no hacer nada bueno. El joven rico parecía ser el miembro ideal de una iglesia local. El más prominente de ellos.


Su testimonio era intachable desde su juventud, y sus diezmos y ofrendas podría sostener la renta y la nómina de la iglesia. Pero había algo que no estaba a simple vista y que sólo Jesús podía hacer que se revelara desde esa habitación oscura que podría ser el corazón.


¿Cuál era el gran problema del joven rico?...


ERA EXPERTO SIGUIENDO LAS REGLAS PERO ESTABA ABSOLUTAMENTE LEJOS DE SEGUIR A JESÚS.


El problema no era que tenía muchas posesiones sino que las muchas posesiones lo poseían a él. Así que se perdió una oportunidad única e irrepetible. Ser discipulado personal e íntimamente por Jesús. Pasar a la historia como alguien de trascendencia en el Cuerpo de Cristo.


CUMPLIR CON TODAS LAS REGLAS NO ES SINÓNIMO DE SEGUIR A JESÚS.