top of page

OIRÉ...PERDONARÉ...Y SANARÉ


OIRÉ...PERDONARÉ...Y SANARÉ


“si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”

‭‭2 Crónicas‬ ‭7:14‬ ‭


“Si se humillare Mi Pueblo”— No si se humillan los políticos. No si se humilla la ciencia. No se humillan los educadores o economistas. El llamado a la humillación es a mí...y a ti.


“Sobre el cual mi nombre es invocado”— Nuestra mayor Herencia. Su nombre. Cuando dos o tres se pusieren de acuerdo sobre CUALQUIER COSA, dijo Jesús, y en mi nombre se reunieran, allí estaré yo en medio de ellos.


“Y oraren y buscaren mi rostro”— No su poder. Su rostro. De Padre a hijo y de hijo a Padre. Intimidad, cercanía, desnudez y vulnerabilidad. Un comienzo fresco. Recalibrar, reconciliar...recomenzar.


“Y se convirtieran de sus malos caminos”— El resultado inevitable de buscar su rostro. Imposible estar en la Presencia y salir igual o ser el mismo. Santidad no es algo que logro sino algo que Dios hace mientras permanezco buscando su rostro.


“ENTONCES...


OIRÉ...PERDONARÉ Y SANARÉ SU TIERRA.


No lo podemos hacer sin Él...y Él no lo quiere hacer sin nosotros.


Rubén Arroyo...Sólo Presencia, Presencia sólo.

Ver menos

Commentaires


Entradas destacadas
Síguenos
Buscar por tags
bottom of page