YA ESTÁ LLENA…¡PERO SERÁ LLENA!


YA ESTÁ LLENA…¡PERO SERÁ LLENA!


La escritura revela dos realidades de la gloria de Dios y su relación con la tierra y sus habitantes. Toda la tierra está llena de su Gloria. Esa es una realidad presente.


Será llena del conocimiento de su Gloria. Esa es otra realidad progresiva pero definitiva. Se puede tener algo y a la vez no tener relación con ese algo y por lo tanto carecer del conocimiento de ese algo. La Gloria de Dios no es algo sino alguien. Y eso convierte el concepto relación en algo vital e indispensable.