RESPONSABILIDAD PUEDE SER LA MÁSCARA DE LA INCREDULIDAD


RESPONSABILIDAD PUEDE SER LA MÁSCARA DE LA INCREDULIDAD


Un creyente no niega la existencia de un problema. Simplemente le niega el poder de influenciar sobre su Fe. Respeto a todo creyente que hoy optará por quedarse en su casa como medida preventiva. Y respeto añadiendo admiración a quien reconoce su lugar en medio de una crisis, como parte de un cuerpo que asume su rol corporativo en momentos de adversidad.


En muchos países, el creyente es perseguido, sufre cárcel o se expone a ser ejecutado por su Fe. Pero creo que ninguno desde la comodidad de su casa y por Facebook, se le ocurre sugerirle que niegue su Fe poniéndola de rodillas en el altar de la responsabilidad.