EL HERMANITO ES UNA BENDICIÓN...QUE YO PREFIERO QUE OTRO PASTOR DISFRUTE


EL HERMANITO ES UNA BENDICIÓN...QUE YO PREFIERO QUE OTRO PASTOR DISFRUTE


Se sentará en la silla que desea desde donde podrá disfrutar de la banda de adoración. Alzará sus brazos y colocará aplausos en la pausa que escoja para hacerlo. Cerrará sus ojos para no distraer su adoración.


Alguien despertará su atención y sentirá en su corazón salir de su silla, colocar su mano sobre ella y ministrarle oración o alguna palabra que sintió decir. Así lo hace con varias personas más mientras la adoración continúa. No hay dudas acerca de sus dones y vuelve a hacer lo mismo una y otra vez. Termina la adoración y se sienta a escuchar el mensaje.

<