Untitled


¡ROMPE LOS CIELOS: DÍA 1!


Lectura Devocional :

2 Reyes 2


El ayuno es una poderosa herramienta espiritual. La primera confrontación de Reinos entre Jesús y satanás ocurrió durante su jornada de ayuno de 40 días.


Los evangelios testifican que Jesús descendió en el poder del Espíritu después de esa confrontación durante el ayuno.


La búsqueda del rostro del Señor en medio del ayuno, nos ayuda a fortalecer nuestro espíritu y a acercarnos más a Dios. Esto, porque nos permite la elección de negar algo a nuestra carne al mismo tiempo que elegimos a Dios como nuestra primera necesidad.


En otra palabras, elegimos el mundo espiritual sobre el natural cuando separamos ese tiempo de ayuno para intimar con Dios fortaleciendo nuestra relación con El.


Estamos en una temporada donde nuestra sensibilidad espiritual debe ser prioridad en nuestras vidas.


El ayuno ha sido importante en cada gran transición hacia una Nueva Era.


El ayuno de 40 días de Moisés llevó a Israel a la era en la que la gloria de Dios se manifestó. Su ayuno liberó una doble porción sobre Josué cuyo nombre significa "El Señor salva".


El ayuno de 40 días de Elias lanzó una doble porción sobre Eliseo, cuyo nombre significa "Dios salva".


Juan el Bautista y Jesús tenían el ayuno como estilo de vida y marcó el comienzo de una Nueva Era donde nace